Servei Civil Internacional Catalunya

Experiències de voluntaris i voluntàries d'EVS

Voluntariats de Llarga Durada

Dilluns, 26.1.2015 17h15

EVS en Marske by the Sea (England)


Comentaris Cap comentari    


Llegué a UK el pasado octubre y estaré realizando mi EVS hasta septiembre. Después de tres meses aquí creo que ya tengo algunas opiniones formadas y puedo compartir lo que ha sido hasta ahora mi experiencia para que aquellos que se están planteando realizar un EVS puedan beneficiarse de la misma. Obviamente cada uno lo vivirá siempre de manera distinta, pero toda información o referencia siempre es valiosa cuando tienes delante una decisión tan importante (un año de tu vida no se elige a la ligera).  Yo considero que sea de la temática que sea tu EVS y sea en el país que sea, lo básico e imprescindible es la motivación. Porque ten por seguro de que será un año increíble y que te aportará muchísimo y en muchos sentidos, pero probablemente también habrá momentos duros y no todo será perfecto. Si no estás realmente motivado, si sólo te lo planteas porque no tienes nada mejor que hacer, te aconsejaría que te buscases otra cosa.

En mi caso en particular, la temática del EVS me apasiona y tiene que ver con lo que he estudiado, eso de por sí ya sería suficiente para darle un poco de sentido a mi día a día. Si a eso añadimos que hacía mucho tiempo que quería viajar a UK y conocer distintas partes de su geografía, ya tengo motivos suficientes para afirmar que este año me va a merecer la pena. Por si eso fuera poco, vivo en una casa que más bien parece un castillo, rodeada de gente encantadora, cercana y acogedora que me han hecho sentir ya como una parte más de la “familia”. Vivo y trabajo con otra EVS alemana que también es un encanto y me aporta muchísimo. Tengo la playa a 5 minutos de casa, una playa preciosa rodeada de pequeñas colinas verdes y con un acantilado imponente al fondo. Creo que en general he tenido mucha suerte y no me puedo quejar, pero como he dicho antes, siempre hay momentos o aspectos que se pueden hacer duros o cuesta arriba. No deja de ser que llegas a un país nuevo, con una lengua que no es la tuya y sin conocer a nadie, con todos tus seres queridos a muchos kilómetros de distancia. En mi caso, el pueblo en el que vivo, aunque precioso, es pequeño y no ofrece muchas actividades u oportunidades para socializar con gente de mi edad. En estos meses no he podido entablar mucha relación con gente que no pertenezca al entorno en el que trabajo, ni he tenido acceso a mucho ocio o fiesta, y a veces te puedes sentir un poco sólo o desubicado… Pero por suerte tengo el apoyo de mis compañeros y simplemente es cuestión de no estancarse y seguir buscando o propiciando esas oportunidades (la semana que viene, por ejemplo, empiezo un curso de guitarra en el pueblo de al lado). Luego siempre hay puntos negativos de menor peso (discrepancias con la comida, en ocasiones falta de intimidad, etc.), pero en mi caso nada que me estropee realmente la estancia.

Atendiendo a todo esto, tengo tres recomendaciones básicas. La primera sería que escogieseis un voluntariado que de verdad os llame la atención; al fin y al cabo vais a llevar a cabo una actividad, y será la que ocupe la mayor parte de vuestras horas, así que más vale que sea de vuestro interés o de vuestro agrado. La segunda sería que os informéis muy bien del sitio al que os planteáis ir antes de escogerlo, ya que vuestra experiencia puede ser muy distinta si vais a una gran ciudad o a un pueblo perdido en las montañas (no digo que uno sea mejor que otro, pero ciertamente lo viviréis de forma distinta y las expectativas tienen que ser diferentes). La tercera es que vayáis con la mejor predisposición, flexibilidad y apertura de mente. Si llegáis al sitio que sea con este estado mental, os garantizo que sacareis partido de la experiencia, que sabréis encontrar aspectos positivos y que creceréis muchísimo durante el tiempo que dure vuestra estancia. Por el contrario, si vais con las ideas fijas, con expectativas muy concretas y/o elevadas, es fácil que os decepcionéis y que os perdáis gran parte de las cosas buenas que os podéis llevar por estar mirando a otro lado o empeñados en imposibles que no han de llegar.




Comentaris


No hi ha cap comentari




Comenta

El comentari s'ha enviat correctament

  Previsualitza

La direcció de La Veu del País Valencià es reserva la no publicació d'aquells comentaris que pel seu contingut no respectin les normes bàsiques d'educació, civisme i diàleg.

Perfil

Més articles

Arxiu




Altres articles


Servei Civil Internacional Catalunya
Servei Civil Internacional Catalunya

Carrer del Carme 95, baixos 2n.
08001 - Barcelona
T. +34 934 417 079
F. +34 934 417 018
Contacte